Eficiencia de los Recursos Humanos

Recursos HumanosHasta principios del siglo xx, no existían verdaderos departamentos de personal, solo se hacían algunos servicios especializados, tales como la contratación y la formación, en esta época, el grueso de las actividades de personal recaía sobre los mandos y directivos. En la actualidad se le conoce como la fase de los Recursos Humanos, con un enfoque directivo de gestión. Las empresas más avanzadas han situado la función de personal en un verdadero rango de función estratégica.

Cuando la GRH funciona correctamente, los empleados se comprometen con los objetivos a largo plazo de la organización. La GRH implica tomar una serie de medidas, entre las que cabe destacar:

–        El compromiso de los trabajadores con los objetivos empresariales,

–        Un trato justo a éstos,

–        Una formación profesional continuada y vincular la política de contratación a otros aspectos relativos de la organización.

Dentro del funcionamiento de una organización que aplica la GRH está la de dedicar parte de sus recursos a la selección del personal y a la formación profesional de éste. Para desempeñar correctamente las funciones de un departamento de recursos humanos se necesita establecer los eslabones fundamentales que forman la cadena organizativa que define la estructura del mismo. Los subsistemas con los cuales comienza dicha cadena son los que se abordarán a través de este trabajo, analizando su comportamiento, empleo y su resultado final o consecuencias.

La Gestión de los Recursos Humanos es el conjunto de actividades en sistema, que se realizan para obtener, mantener y desarrollar los recursos humanos que la organización laboral requiere para lograr sus objetivos. Concibe un enfoque y tratamiento diferenciado al hombre, como actor y no sólo como sujeto. Es la gestión de la relación entre el individuo y la organización.

Pero existen también tendencias de gestión humana que al ser implementadas en las organizaciones no favorecen la estabilidad y el desarrollo humano y otras que no conducen a brindar mejores condiciones a los empleados y a la organización misma, tal es el caso del outsourcing, tema polémico entre los beneficios  e inconvenientes que implican al personal, sin embargo que pueden generar rentabilidad a las empresas y es una tendencia de gran aceptación por parte de los empresarios. En este mismo sentido se ha generalizado la tendencia expuesta por Restrepo (1999) que se centra en disminuir el personal, cosa que se hace evidente cuando las empresas entran en crisis o cuando desean obtener mayor rentabilidad disminuyendo los costos. Esta tendencia pareciera ser automática y mecánica, pero como el autor lo señala, en algunas ocasiones (poco comunes) es indicativa de un nivel importante de percatación y de aceptación de la realidad financiera de la organización.